Las dos vidas de Julia o sobre Un hilo rojo de Sara Rosenberg

  • Denise León

Resumen

A la hora de comenzar estas reflexiones se me impone una imagen que alguna vez leí: poco antes de morir, Primo Levi afirmaba que los vagones de carga sellados que veía en las vías muertas de las estaciones seguían dándole terror. Sabemos que la gran noche de nuestro país también está cruzada por viajes siniestros. En Los hundidos y los salvados, Levi (1989, 73) arroja una inquietante paradoja que me permite intentar un ingreso a los textos de Sara Rosenberg. En realidad, nos dice, los sobrevivientes no son los verdaderos testigos de la experiencia del campo de concentración. ¿Quiénes son entonces los verdaderos testigos? Para Levi, los verdaderos testigos, los que han vivido hasta las últimas consecuencias los efectos del campo, son en realidad los muertos, los hundidos, que no pueden volver de la muerte para narrarnos su destino. Entonces, los sobrevivientes deben hablar por ellos, deben hablar en nombre de los verdaderos testigos.

Publicado
2016-09-06
##submission.howToCite##
LEÓN, Denise. Las dos vidas de Julia o sobre Un hilo rojo de Sara Rosenberg. Revista Telar ISSN 1668-3633, [S.l.], n. 2-3, p. 115-124, sep. 2016. ISSN 1668-3633. Disponible en: <http://revistatelar.ct.unt.edu.ar/index.php/revistatelar/article/view/249>. Fecha de acceso: 17 july 2019
Sección
FÁBULAS

##plugins.generic.recommendByAuthor.heading##

##plugins.generic.recommendByAuthor.noMetric##